12 ene. 2020

El Cartel Escolar del Diario de Las Palmas (XXV ANIVERSARIO).




Hoy día 12 de enero de 2020 se cumplen veinticinco años del nacimiento del Cartel Escolar en el Diario de Las Palmas, un suplemento periodístico que promovía la Literatura Infantil y Juvenil en Canarias.

Un día del mes de enero de 1995, de los tantos que pasaba por el Diario de Las Palmas para entregar mis colaboraciones, su director, compañero de promoción en Magisterio y amigo, Santiago Betancort Brito (D.E.P.) me habló en su despacho de promover el interés por la prensa de los escolares. Le dije que pensaría en lo propuesta y a la semana siguiente me presenté allí con el proyecto. Desde el mes de enero hasta junio del mismo año, cada jueves, intervendría un centro escolar con los trabajos que recopilaran en sus aulas. Aproximadamente entre veinte y veintidós colegios, por año, escogerían las colaboraciones de los alumnos y de ellos confeccionaríamos el suplemento. Le encantó la propuesta y rescató el título del Cartel de las Letras, que por aquel tiempo funcionaba a pleno rendimiento. Así nació el suplemento “Cartel Escolar”; y el CEIP Tinguaro de Vecindario fue el primer centro que arrancó con la idea.

El día 6 de febrero de 1997, la Consejería de Educación del Cabildo Insular de Gran Canaria apoyó la iniciativa, por lo que, en cada página, se añadió un faldón con un mensaje, variable cada jueves, que destacaba valores como la solidaridad, la paz, el respeto, etc..


 
El día 17 de junio de 1999 fue el CEIP Los Geranios de Lanzarote quien cerró aquel proyecto tan ilusionante. Luego, desapareció el Diario de Las Palmas y los mandatarios de La Provincia no consideraron pertinente continuar con el proyecto. Tengo todos y cada uno de los suplementos, o sea los más de ciento veintitantos centros que participaron, en total.

Todos los años realizábamos un encuentro con todo el alumnado, en el que entregábamos reconocimientos a la dedicación. Este proyecto facilitó que los estudiantes que participaban acudieran, el jueves siguiente a la publicación, a la Emisora de Radio Onda Isleña F.M. donde exponían sus trabajos en el programa Mundo Escolar que yo dirigía. Fue una experiencia muy gratificante y de los variados proyectos que realicé, durante mis años de profesión en activo, de los más satisfecho que me encuentro.




Aprovecho la ocasión para agradecer a Manolo Chavanel sus esfuerzos en mi ayuda para mantener un continuo contacto con los centros, de ocuparse de la recogida de material y la entrega en el tiempo acordado. Agradezco, también, a todos los docentes su cooperación en el proyecto y a los chicos que se involucraron; y como no, a mi querido amigo Santiago Betancort Brito, quien tuvo la idea de convocarme para crear el suplemento y su mimo en busca de la perfección, pues él era el primer seguidor y cuidador de que nos entregáramos con cariño a la causa. Guardo muchas anécdotas de mis reuniones con él en su despacho y como me mostraba su satisfacción con lo que los chicos realizaban. Mis recuerdo para mi querido amigo Santiago, último director del último vespertino nacional. Algún día tendré que contar como viví el cierre del Diario de Las Palmas y la tristeza que supuso para tantos compañeros aquella incomprensible decisión.
  



Queda esta reseña para la Historia de la Escuela Canaria y los intentos de promover e introducir los medios de comunicación en los procesos educativos.

Gracias a todos los que hicieron posible el Cartel Escolar del Diario de Las Palmas.