1 may. 2010



C.C Salesianos (29.04.2010). Un abrazo infinito de mi nieto.
Cuando comencé en esta tarea jamás pensé que un día estaría en un encuentro con alumnado y entre ellos ante mi nieto. Las Maestras de Educación Infantil del Colegio Salesiano de nuestra capital andan liadas todo el año con actividades para que los críos disfruten en las aulas y por ello tuvieron la feliz idea de invitar a los abuelos para que contaran sus experiencias, cuentos, o vete tú a saber, pues viniendo de este sector de las familias cualquier ocurrencia se puede esperar. A mí también me hicieron la solicitud y como lo único que sé hacer es inventar historias, les preparé un montaje sobre las aventuras de mi nieto Paco Luis (como personaje principal) en sus estancias en Valsequillo, donde ustedes saben que tenemos una casita para disfrutar y descansar. Yo estaba muy nervioso, pues no sabía cuál iba a ser su reacción, pero poco a poco me fui tranquilizando pues comprobé como sus ojos, muy abiertos, no perdían detalle de lo que iba apareciendo en la gran pantalla del fondo, a la vez que alguna mirada cómplice iba delatando su aprobación. Total que el reto creo que salió bien y él (Paco Luis, mi nieto) me agradeció la participación con un abrazo infinito de amor y gratitud, y eso me colmó de satisfacción y puso mi piel de gallina. ¡Blandengue que es uno...!, pero que me quiten lo bailado. Aprovecho para agradecer a las Señoritas las atenciones y la feliz idea de acercarme al aula. Pues eso, que los abuelos sigamos teniendo juego...

No hay comentarios:

Publicar un comentario