13 jun. 2014

NOTA DE FINAL DE ACTIVIDADES Y DE FIN DE CURSO.



Quiero comunicar a todos, que he tomado la decisión de suspender las actividades de este curso escolar que me restaban por realizar y, a la vez, tomarme un año de descanso.
Busco con ello recuperar fuerzas y dedicarme a terminar tareas que están pendientes de ejecución y a la vez poder realizar nuevos proyectos.
La gran cantidad de trabajo acumulado este curso, el estrés y también los consejos médicos, me obligan a tomar esta vía, que para mí supone no poder continuar con el modelo de vida que me había trazado cuando me jubilé.
Por otro lado estoy seguro que a la larga, si Dios lo quiere, esto supondrá mejorar en muchos frentes. Esta decisión no supone un cierre total, pero sí a muchas de las actividades que realizo actualmente, pues hay encuentros, ya para mí históricos y otros de relevancia que no podré eludir, pues acabaría con una continuidad de años que respetaré por el bien de la educación y del alumnado.
Tengo ilusión de poder leer más, de volver a escribir para terminar trabajos que tengo a medias y también crear nuevos proyectos con fines educativos que echo en falta en la escuela.
Mi agradecimiento a todos los centros educativos, a los equipos directivos, profesorado, alumnado y padres y madres implicados en la educación de sus hijos y también en mis actividades; y como no a los lectores que amablemente y con mucha generosidad han seguido mi trayectoria animándome con sus opiniones.
Un abrazo para todos y seguiremos en contacto por estos medios.

12 jun. 2014

Visita del CEIP Policarpo Báez al Complejo Doramas (08.04.2014).


Tengo que comenzar este artículo pidiendo disculpas al CEIP Policarpo Báez por la tardanza en la publicación de la actividad. Sencillamente ha sido un error mío, al pasar por alto esta jornada, debido seguramente al trabajo tan fuerte que he tenido este curso. Alguna vez tenía que pasar y ha sido precisamente con este centro escolar, con quien guardo una gran estima. Reitero mis sinceras disculpas.

Los dos grupos de Quinto Curso vinieron a la visita acompañados de sus tutores doña Ana María Ojeda y don Luís Sa Forneiro. Una mañana soleada que ayudó muchísimo a recorrer todos los parajes, por donde se movieron los chicos de la Banda del Cerepe. Allí pudieron admirar la belleza del lugar y las riquezas culturales que encierran y en las que siempre hacemos hincapié, tratando de que conozcan, respeten y jamás olviden sus raíces y el acervo cultural que les pertenece.

Muy agradable también la empatía con el grupo, además del interés que demostraron por la personalidad y la obra de nuestro genial artista Néstor Martín Fernández de la Torre. Es una pena que no podamos grabar las reacciones del alumnado, al descubrir el mundo del pintor, ya que a buen seguro obtendríamos un gran recurso para motivar a los que aún no han tenido la oportunidad de observar tanta belleza.

En fin,  mi agradecimiento, una vez más a todo el grupo y mi admiración por el trabajo, que para nada es sencillo, que han realizado sobre las actividades del Proyecto Complejo Doramas. Un abrazo para todos. 





        

9 jun. 2014

Doña Carmencita Peña. Maestra de corazón y vocación en Vecindario. Una agradable visita .

Doña Carmencita Peña siguiendo el encuentro con los niños en el CEIP Tagoror el día de mi visita.

Los docentes que siguen este blog ya sabrán de quién les voy a hablar por el título que encabeza y por el renombre de la persona a quien va dedicado. Doña Carmencita Peña es Maestra de corazón y vocación. Ahora ya anda retirada de las aulas, pero no de la educación, pues esa condición de educadora jamás la perderá. En el artículo anterior les comenté que aprovechando mi presencia en el CEIP Tagoror acudió a visitarme. Fue una agradable sorpresa, pues hacía tiempo que no hablábamos de nuestras cosas, familias, estado de salud, libros, sociedad, y también sobre la Escuela.

A doña Carmencita Peña la conozco desde que llegué a Vecindario (Santa Lucía de Tirajana), como inspector. Ya no recuerdo los años, pudiera ser allá a principio de los noventa. La visité en su aula, por cortesía como siempre hice con todos los profesores al comenzar el curso escolar, y me dio una sensación de paz inmensa. Trabajaba con sus alumnos y me los presentó. Recuerdo que era tanta su pasión por lo que hacía, que pronto me vi involucrado en la tarea que realizaba como uno más de aquella aula. ¿Conocen esa sensación de llegar aun lugar donde nunca has estado y encontrarte como en tu propia casa? Fue un chute de empatía total. Me fui de allí convencido de que aquel grupo de alumnos estaban recibiendo en su proceso de enseñanza aprendizaje lo que todos deseamos para nuestros hijos.

Luego, con el paso de los años coincidimos en muchas ocasiones, siempre preocupada por la marcha de la escuela. Seminarios de Animación a la Lectura, Grupos de Trabajo para la Renovación y Reformas de las Enseñanzas, Colectivos de Profesores de todo tipo...  Era incansable y todo por sus alumnos y alumnas. 

Tengo que decir, además que siempre tuvo tiempo para acercarse a las presentaciones de los libros de su amigo el inspector que escribe cuentos. Y también de ofrecerme la oportunidad de asistir su aula para alguna que otra actividad sobre la lectura de mis libros. Adjunto, a continuación, la imágenes de una inolvidable ocasión que tuve de un encuentro sobre mi libro Chicho, allá por el curso 1997/1998.



Es además muy generosa y por aquí en mi archivo particular tengo varios detalles, que me recuerdan de su dadivosidad. Este día, me refiero a hace unas fechas, tuvo la delicadeza de regalarme algo tan personal que guardaba como oro en paño -les adjunto una imagen a continuación. Ella puede tener la completa seguridad de que siempre estará en lugar preferente en mi hogar y en mis recuerdos. Como podrán ver, se trata de un ejemplar de RAYAS (Tercera Parte) de Editorial Sánchez Rodríguez (1954)


Un libro que vendrá a la mente de muchos de los que iniciamos nuestra escolaridad por esos años y que echarle una ojeada te transporta en el tiempo a una enseñanza tan distinta a la actual.

En otro orden de cosas, doña Carmencita Peña la Maestra, me pasó unos escritos, de años atrás, donde ha dejado plasmados pensamientos sobre su querida Escuela. Toda un vaciado de sentimientos y aplicaciones en el aula y también de sus deseos de por donde ha dirigido sus pasos, de por donde se debe caminar en la educación actual y en el futuro. Da gusto leer sobre tu profesión, cuando el escritor tiene las ideas tan claras. Estos documentos, los fotocopiaré con su permiso, y formarán parte de mi archivo, como ejemplo de buen hacer y pensar en en la profesión amada.

En definitiva, a doña Carmencita Peña, una vez más, le doy las gracias por su presencia y atenciones para con mi persona y le hago llegar mi reconocimiento y respeto por su labor pedagógica. Además  concluyo diciendo que puede estar completamente orgullosa de su magisterio y que ha sido un referente para muchos docentes y para mí también, además de un honor haberla tenido como compañera de profesión tantos cursos escolares.

Un abrazo, querida Maestra y amiga, y a seguir trabajando desde la retaguardia, por conseguir el objetivo final que no debe ser otro que la educación sea capaz de arrastrar a la sociedad, aunque sepamos que pueda ser una utopía. En todo caso "Bendita Utopía". 


1 jun. 2014

Visita al CEIP Tagoror. Encuentro final con el alumnado de Soli Cillero y Raquel Sánchez . (08.05.2014).



Los compromisos son para cumplirlos. Habíamos acordado tanto Chicho como yo, en la visita al Complejo Doramas del alumnado de las Señoritas Soli y Raquel del CEIP Tagoror, que iríamos a despedir el curso al Colegio, y hablaríamos un rato de nuestro encuentro. Pues bien , no solo sucedió eso, pues en ese tiempo de espera leyeron Jero aletas de mero y realizaron múltiples actividades sobre ambos motivos.

Los chicos y las chicas ya nos había demostrado, en el primer encuentro en Doramas, lo creativos que son. En esta segunda ocasión, volvieron a corroborarlo con sus preguntas, ocurrencias y trabajos, tanto individualmente como en grupo. Quedó constancia de que las Maestras los tienen bien motivados y que se mueven bien en ese mundo necesario de la creatividad en la educación.   

Tuvimos la oportunidad de hablar con Jero, que vive en Fuerteventura, quien de primera mano contestó  sus preguntas, y dio su parecer sobre el libro que su amigo el escritor le había dedicado. Así que la jornada estuvo muy animada. Disfrutamos del rato que estuvimos allí, como siempre hacemos, pues entrar en dicho Centro a mí me trae muy buenos recuerdos de mi época en la zona, y de tantas buenas amistades que disfruté. Y si encima te encuentras con maestras y alumnado entregados a la causa, pues que más podemos pedir.


Tengo que decir que además de los trabajos que expondré, como siempre hago, en mi Blog el Cartel Escolar, relativos al encuentro, abriré también otro apartado para unos grandes murales que vi por el Colegio y que me parecieron una idea maravillosa, para captar la atención de los nuevos lectores (pincha aquí si quieres verlos). 

Como no, también dedicaré en otro artículo unas letras para mi querida amiga y gran Maestra de Vecindario doña Carmencita Peña quien tuvo el detalle de aprovechar la noticia de mi estancia en el Centro, para acercarse a saludarme; pero eso conlleva un apartado diferente a este.


Bueno, despido este artículo cargado de buenas sensaciones, aquellas que obtuve en los dos contactos con estos grupos de alumnos que las han aprovechado para disfrutar de las posibilidades que les ha otorgado la lectura. Eso es de agradecer y desde aquí lo hago con mucho cariño. Hasta la próxima oportunidad y muchas gracias por las atenciones de ellos y de toda la Comunidad Educativa del CEIP Tagoror.

Nota Final: Quisiera aprovechar la ocasión para dar las gracias a la Señorita doña Carmen Delia Calcines Pérez, Tutora de Primero de Educación Primaria, quien me regaló tres marcadores preciosos, que uniré a mi colección y a la vez adjunto una foto para que puedan verlos. La Señorita Carmen Delia tuve ocasión de conocerla en el CEIP Pepe Monagas, siendo Director nuestro querido amigo y nunca olvidado Laudencio. Ya con ocasión de una visita a ese Centro, tuvo también el detalle de regalarme otros marcadores. Muchas gracias, por tanto, y quedaré eternamente agradecido por ambos detalles.