28 jul. 2007




Manolo Hernández Cabrera se jubila.

El grupo de amigos docentes que formamos la cofradía: “Caldos de Pescado en Playa de Agaete" despedimos del servicio activo a Manolo Hernández, pues nuestro cofrade se acaba de jubilar. Hay que decir que no es el primero que lo hace, pues Chano Monzón, en ese estatus, llevaba la delantera. Pero bueno, siempre es una alegría ir despidiendo a los compañeros que han cumplido con tu tarea con profesionalidad y además han dejado huella en el Magisterio canario. Hace unos días, también en este foro, dediqué un artículo similar para otro compañero y dije que me sentía afortunado cuando escribía, pues ello me permitía rememorar. Este es el mismo caso, pues en su día, a Manolo, también le escribí unas letras que titulé “La escuela jamás podrán cerrarla” (Pizarrín 1.12.1994) en la que alabé el contenido de sus planteamientos, su forma de entender la educación y además su gusto literario. Manolo desempeñó distintos cargos en la Consejería de Educación; recordemos su paso como máximo responsable de la Dirección Territorial de Educación de Las Palmas y también como Director General de Ordenación e Innovación Educativa. En todos esos años demostró conocimiento, disposición en pro de la mejora del sistema educativo canario y un gran talante y cariño hacia todos sus subordinados y usuarios. Ahora nos ha dicho, con esa filosofía tan especial que tiene de ver la vida, que para él no habrá más futuro que vivir el día a día, y este planteamiento lo expresó de una forma muy particular. Dice él que cada amanecer se dirá: Un nuevo día que arranca ¡Felicidades Manolo! Este también lo vas a disfrutar. Pues me parece perfecto, recursos para no aburrirte tienes: Hay familia, hay playa, hay libros y hay también amigos; entre ellos los del Caldo de Pescado de Agaete, que siempre estaremos acompañándote para que vivas el día a día como a ti mejor te venga en ganas. Enhorabuena y un fuerte abrazo.

Nota: para leer artículo mencionado:



No hay comentarios:

Publicar un comentario